GS Inima consolida su presencia en África del norte, con la adjudicación de la desaladora de la isla de Djerba en Túnez

 

 GS Inima consolida su presencia en Africa del norte al ser adjudicataria en Túnez de la desaladora de la isla de Djerba por un importe de 69,4 millones de euros.

 

GS Inima Environment ha sido adjudicataria de su primer contrato en Túnez, sumando un nuevo país en su expansión internacional. GS Inima Environment será la empresa que construya la desaladora de Djerba, en Túnez, en consorcio con FCC Aqualia al 50%. El proyecto, adjudicado por SONEDE (Société Nationale d’exploitation et de distribution de eaux) por 69,4 millones de euros está cofinanciado por el Banco Alemán para la Reconstrucción (KfW) y la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD).

 

La SONEDE persigue con la realización de este proyecto de gran magnitud, satisfacer las necesidades de agua potable de la isla de Djerba hasta el horizonte 2025, garantizando su suministro y mejorando su calidad.

 

El proyecto elegido incluye el diseño, construcción, puesta en marcha y operación en garantía de una instalación de desalación de agua de mar con capacidad para producir 50.000 m3/día de agua potable. La obra incluye además los sistemas de captación de agua de mar y vertido, una planta de desferrización de agua de pozos, una estación de bombeo de agua producto, así como el suministro e instalación de las tuberías de conexión con la red de distribución existente (un total de 23,7 kilómetros de tuberías). Además, la planta será ampliable hasta los 75.000 m3/d de producción, por lo que las obras marinas y obra civil se realizarán en esta fase para la ampliación futura.

 

Con esta adjudicación, GS Inima Environment consolida su presencia en África del norte, donde ya ha construido dos desaladoras de agua de mar en Argelia e inicia una nueva relación con un Cliente de gran peso específico en el sector de la desalación, en un país que apuesta claramente por esta tecnología para paliar sus carencias de agua.

 

GS Inima consolida su presencia en África del norte, con la adjudicación de la desaladora de la isla de Djerba en Túnez
Además, la planta será ampliable hasta los 75.000 m3/día